Salud

Madres que vieron nacer a sus hijos siendo portadoras Covid fueron recibidos nuevamente con regalos y fotografías

  • El servicio de maternidad del HMS organizó la pequeña actividad para homenajear y motivar a estas madres.
  • Hazel fue la primera embarazada que dio a luz siendo caso positivo.

Al igual que todos los centros, el hospital Monseñor Sanabria esta pandemia vino a generar cambios y a convertirse en un centro médico dual, pero entre los retos está la reinvención en muchas áreas de atención y de internamiento. Tal fue el caso de la unidad de maternidad, donde se empezó en la atención de mujeres embarazadas positivas por coronavirus.

Una de las nuevas mamás fue Hazel Arguedas Cubero vecina de Santa Marta de Esparza quien con 39 semanas de gestación ingreso al hospital, ahora su pequeña Kailani Delgado Arguedas de 3 meses de edad disfruta de su hogar y de su familia, aunque para Hazel no fue tan fácil esta etapa de su vida; dar a luz siendo una mamá positiva por COVID-19, a pesar de la angustia esos latidos de la bebé logró llenarla de vida para salir adelante con ese proceso y así poder tener a su pequeño gran amor.

“Yo fui diagnosticada con COVID el mismo día que me internaron, para mi esta fue una etapa muy dura, saber que me faltaba poco para dar a luz y me tenía que enfrentar a esta situación de pandemia y saber que yo era positiva, gracias a Dios en el hospital me atendieron muy bien, mi parto fue por cesárea pero mi bebé salió negativa y eso me lleno de más fuerzas para salir de esa prueba, este fue un bonito gesto del hospital, el darnos un regalito y nos hicieran unas fotos navideñas” comentó Hazel.

En la unidad de Emergencias ginecobstétricas “EGO Covid-19” de maternidad que es el área de atención a embarazadas y partos de pacientes positivos, se han presentado 14 partos en los últimos 3 meses.

Este diciembre maternidad ha recibido 5 nacimientos de bebés con madres positivas, donde la atención se mantiene cumpliendo con todos los lineamientos de limpieza tanto cuando ingresan las mamás como cuando salen de la unidad diferenciada. Hoy se recibieron a cuatro mamás y a sus bebés para realizarles una sesión fotográfica y entregarles un presente.

Kindria Núñez vecina de Barranca fue otra de las mamás que se unió a este parto con aislamiento, pese a las circunstancias, asegura que en el hospital puntarenense le atendieron de la mejor manera para que su pequeño Keylen Moraga de 2 meses de edad pasara esa etapa y que estuviera en pocos días en sus brazos.

“En mi casa la primera que dio positivo fue mi hija mayor, yo al estar cerca de ella, era positiva y como mamá COVID, estas pruebas que Dios nos pone en el camino son difíciles y tuve que enfrentarlo yo y mi pequeño Keylen; sentí temor, pero mi bebé me dió fuerzas para salir con bien junto a él y llegar a casa” comentó Kindria Núñez.

Para el hospital este tipo de atenciones médicas se convirtieron en todo un reto y sobre todo en nuevas pruebas que como centro hospitalario se enfrenta en esta pandemia, el primer reto y más duro fue en el 2012 cuando se dio el terremoto que ocasionó la demolición de 7 pisos del hospital.

“La pandemia ha hecho que vengamos a cambiar diferentes procesos de trabajo precisamente para poder atender las necesidades ordinarias pero aparte de ello, atender las necesidades que se presentan a raíz del COVID-19, eso ha significado un cambio en todos los servicios y particularmente en el servicio de maternidad, hemos atendido madres portadoras del virus, lo hemos hecho con todo el cariño del mundo a esas madres y bebes que nacieron en medio de la pandemia y es por eso que se les realiza un obsequio y unas hermosas fotografías a esos pequeños puntarenenses” Indicó Randall Álvarez Juárez – director del hospital Monseñor Sanabria.

Para el equipo de enfermería de maternidad esta pandemia las llevo a tener que hacer sus labores con mucho más cuidado y sobre todo con gran dedicación.

“En el servicio de ginecobstetricia hemos brindado una atención humanizada y para nosotros los que las atendemos, lo hacemos con equipo especializado, ha sido difícil, pero tratamos de atenderlas de la mejor manera en un parto siendo caso positivo, en ellas hay miedo, angustia de no saber como va a evolucionar el virus, ya estando en sus casas la llamamos para que recibieran un cariño del equipo de trabajo que en su momento les atendimos” comentó Magaly Ventura – Enfermera maternidad.

Desde el hospital Monseñor Sanabria se siguen realizando esfuerzos por el bien de nuestros usuarios y se trabaja día con día por brindarles una excelente atención en nuestros servicios; siempre cumpliendo con todas las medidas de higiene.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
error: Este contenido esta protegido