Proceso Legal

Exsacerdote fue sentenciado a 20 años de prisión por cometer agresiones sexuales

La prueba contundente aportada por la Fiscalía Adjunta de Género permitió acreditar que el exsacerdote Mauricio Víquez Lizano es responsable de cometer los delitos de abuso sexual y violación agravada. En razón de lo anterior, esta mañana, el Tribunal Penal de Desamparados lo sentenció a 20 años de prisión.

Imagen tomada de internet
La Fiscalía demostró que Víquez se aprovechó de su posición de poder, autoridad, relación de confianza con la víctima y de su condición de sacerdote, para cometer las agresiones sexuales, en perjuicio de la persona ofendida.
Durante el debate, el despacho evidenció que, además, el imputado se valió de la vulnerabilidad de la víctima y de sus condiciones personales. De esa manera, según la Fiscalía, el imputado cometió los delitos por los que el Ministerio Publico lo acusó.
De acuerdo con la acusación, los hechos ocurrieron en el 2003, cuando Víquez era cura en la iglesia de Patarrá de Desamparados. En ese momento, la víctima tenía 11 años de edad y trabajaba en distintas labores que le encargaban en el templo.
Ahora, mientras la sentencia adquiere firmeza, Víquez cumplirá seis meses de prisión preventiva.
Botón volver arriba
error: Este contenido esta protegido