Salud

CCSS pide a ticos no aflojar medidas de protección y vivir una Navidad segura

  • Camas de Cuidados Intensivos Críticos están a ocho pacientes de alcanzar su capacidad actual y a 16 en una expansión máxima.
  • Personas que están llegando a los hospitales sufren hasta 8 enfermedades distintas.
  • Los diabéticos, hipertensos, asmáticos, cardiópatas, obesos y adultos mayores no deben bajar la guardia.

El Presidente Ejecutivo de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), Román Macaya Hayes pidió a los costarricenses no aflojar en las medidas de protección ante la COVID-19 y vivir una Navidad Segura.

Este anuncio lo hizo luego de dar a conocer, en conferencia de prensa este martes, que las personas que se están internando padecen hasta ocho enfermedades diferentes y que esto agrava la situación en los centros de salud.

“Lo que estamos viendo en los hospitales es serio, este martes 1 de diciembre, tenemos 555 personas hospitalizadas con covid-19, de estas 335 están en salones y 220 en Cuidados Intensivos (UCI), y aunque la institución cuenta con 314 camas habilitadas en cuidados intensivos no todas son para casos críticos y esto significa que estamos a solo ocho pacientes de alcanzar la capacidad de camas críticas actual y a otras 8 adicionales en una eventual expansión máxima” explicó el doctor Macaya.

Las camas de los servicios UCI se dividen en Camas Críticas, que son las que cuentan con soporte técnico y de talento humano especializado como intensivistas, terapeutas respiratorios, enfermeros calificados y otros perfiles especializados para afrontar cualquier enfermedad, y las Camas Severas que son las que no cuentan con todos esos recursos de equipamiento y apoyo profesional para atenciones a pacientes muy graves.

“Nos alarma que los pacientes que están llegando a los hospitales son usuarios más complicados, con más enfermedades crónicas muy complejas, y esto se convierte en verdaderas amenazas. En cuanto a camas críticas hay 99 ocupadas, y hay 121 personas en camas severas, pero que si se complican o llegan ocho críticos adicionales se alcanzaría la capacidad actual” dijo el doctor Macaya.

El jerarca insiste en el fortalecimiento de la “Familia Segura” y la protección extrema de las personas con factores de riesgos como diabéticos, hipertensos, asmáticos, obesos y cardiópatas.

“Este diciembre es muy diferente al diciembre de los años pasados. Hace un año no teníamos en nuestro radar la amenaza de la pandemia, pero hoy el SARS-CoV-2 está entre nosotros y debemos cuidarnos entre todos. No debemos bajar la guardia en cuanto al lavado de manos, al uso de la mascarilla, al distanciamiento de los dos metros y a la adecuada manera de toser o estornudar”.

La CCSS sigue luchando para obtener los equipos de protección personal, vacunas y disponer de los espacios físicos y recursos para atender a los costarricenses que requieran de los servicios de la institución, pero esta es una responsabilidad compartida y por eso la Caja insiste en no participar de eventos masivos, no organizar actividades como cumpleaños, baby showers o reuniones familiares que pongan en peligro a los grupos de riesgo.

“Tenemos que pensar en cuáles son los pacientes que no deben de enfermarse de covid-19. Las mencionamos, pero le corresponde a cada familia cuidarlos, protegerlos y extremar las medidas con ellas y ellos” finalizó Román Macaya Hayes. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
error: Este contenido esta protegido